Neurociencia, educación y tecnologías de la información. Finalmente, en qué quedamos?

Ayer por la mañana, en un grupo de wsp, a alguien se le ocurrió compartir una noticia del país: El cerebro necesita emocionarse para aprender

screenshot_2016-10-23-14-26-41

El artículo hacía referencia a un estudio del MIT  y a las investigaciones realizadas por un neuropsicólogo de la Universidad Rey Juan Carlos. Y, a partir de estas investigaciones afirmaba que el modelo de alumno como receptor pasivo de información no funciona y que la clase magistral no tiene sentido.

Según el artículo, la neurodicáctica propone sustituir las clases magistrales por soportes visuales, interactivos y colaborativos. Y se presentan diferentes experiencias de utilización de diferentes métodos para captar la atención del alumnado y promover aprendizaje: desde videos de youtube hasta drones, juegos o el uso de twitter y facebook con fines educativos, entre otros.

Acompañé el artículo de una buena taza de café con leche, unas tostaditas y una animada conversación en el grupo de wsp. Como era sábado, alargué el desayuno con la lectura de prensa online. Y, curiosamente, el destino me llevó a  la contra de la vanguardia: Móviles y ordenadores en las aulas dificultan el aprendizaje.

En la entrevista, Manfred Spitzer, psiquiatra y neurocientífico que investiga los efectos de la tecnología en la educación, afirma que las tecnologias de la información y la comunicación lo único que hacen es distraer a los alumnos y retrasar su madurez y su concentración. Según él, móviles y ordenadores deberían estar prohibidos en las aulas. Una afirmación que, aquí también, se sustenta en la neurociencia y en las explicaciónes de cómo funciona nuestro cerebro.

No pude más que compartir el artículo… echando leña al fuego a un debate de wsp que nos ha tenido entretenidos todo el fin de semana.

screenshot_2016-10-23-14-17-30

Personalmente estoy de acuerdo con la idea de que hay que repensar el modelo de ensñanza y que hay que adaptarlo a lo que necesitan los alumnos (y la sociedad) del siglo XXI. Y no lo digo yo. He tenido la gran suerte de estar presente durante los debates que se realizaron para la elaboración del anuario sobre los retos de la educación en Cataluña de la Fundació Jaume Bofill y esta necesidad surgió en numerosas ocasiones a lo largo de las reuniones con  agentes y expertos del sector. Por otra parte pienso que  hay que aplicar nuevas metodologías, y que es fundamental que reflexionemos sobre cómo estamos enseñando a nuestros niños y jóvenes. Y estoy convencida de que la reflexión tiene que centrarse en las metodologías y en los docentes, diferenciando el método de enseñanza de las herramientas para generar aprendizaje. Pienso, sinceramente, que la clase magistral puede ser buenísima o malísima dependiendo de quien la imparta, y que los vídeos y los juegos pueden generar aprendizaje o no dependiendo de quien los utilice y cómo.

En definitiva, pienso que lo importante es, como siempre, es el método… Lo que no me ha quedado claro después de todo esto es, exactamente… qué dice la neurociencia?

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s