El blog como herramienta de investigación

Hace unos meses inicié un proyecto sobre modelos alternativos de financiación de la formación para la Fundació Jaume Bofill.

Se trata de un proyecto muy interesante, no sólo por el contenido (qué modelos existen a nivel internacional en la financiación de la formación? cómo está funcionando el sistema de préstamos en EE.UU? qué está pasando con las becas comedor? quién debería pagar la Universidad?) sino también por la metodología.

Se trata de un proyecto abierto, en el que culego todo lo que voy analizando e investigando en el blog del proyecto, voy difundiendo por redes sociales e (intento) abrir un diálogo abierto con los principales interesados en esta materia (tanto de la academia como con la ciudadanía o las instituciones).

En fin, que así dicho suena muy bonito, pero que en la práctica tiene su cosa. Llevo ya unos meses leyendo intensivamente, bloggeando intensivamente, twitteando intensivamente…  en fin, todo muy intensamente. He seguido la prensa nacional e internacional, he rastreado artículos e informes sobre la temática, he elaborado artículos, he hecho un montón de infografías, he lanzado una campaña de recogida de opiniones y propuestas via twitter .. y ahora estoy empezando a hacer entrevistas que grabo con mi cámara de video y las cuelgo del blog.

Durante este periodo me han pasado cosas que, en una investigación tradicional no me habrían pasado.Y me hace reflexionar sobre cómo el proceso influye en los resultados.

Por ejemplo, durante la campaña de recogida de aportaciones y propuestas via twitter me llegó una sugerencia de explorar el tema del crowd-funding y el crowd-lending y pude conseguir un contacto con el creador de una empresa de crowd-lending, que me ha aportado una visión muy diferente e interesante sobre el tema.

Tengo amigos y amigas que, cuando ven un artículo que puede tener algún tipo de relación con “mi” tema, me envían un tweet o un mail. Son amigos que me siguen via twitter y me “oye” hablar sobre este tema, de manera que me tienen presente cuando localizan alguna información y me la envían enseguida. Es algo que en otras investigaciones no me había pasado.

He “ido” a un congreso en Sevilla sin moverme de mi despacho, e incluso he podido enviar mis preguntas a los ponentes via twitter (y me han contestado!).

He participado en una reunión de famlias para mobilizarse contra la falta de becas comedor, porque me enteré por twitter de que se hacía y me acerqué a escuchar qué decían.

Me he “colgado” de las estadísticas de twitter  y de wordpress, haciendo un seguimiento compulsivo del número de visualizaciones de mis entradas y de mis tuits, y me he llenado de orgullo cuando los gráficos de twitter se alzaban majestuosos por encima de los  10k.

He tenido conversaciones con gente que no conozco sobre un tema tan complejo como la financiación de la formación, en formato 140 carácteres. Tela.

Me he aficionado a leer el Washington Post, el Times, The economist y el The Guardian por las mañanas, y he descubierto noticias muy interesantes y, sobre todo, hilos de los que tirar que no se me hubieran ocurrido jamás.

He descubierto un montón de aplicaciones nuevas, que hacen la vida más fácil en internet: como storify, ITT, buffer, tweet deck, social bro, talk walker.

En fin, eso.. y un montón de cosas más.

Pero no es oro todo lo que reluce. Con tanto bloggeo y con tanto tuit sobre modelos alternativos de financiación de la formación tengo a mi pobre blog de cuestión de método abandonado. Eso no puede ser!!!

 

Anuncios

Un comentario en “El blog como herramienta de investigación

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s