El poder de un plastidecor

Estos días he estado dinamizando grupos de discusión con médicos y farmacéuticos. El objetivo era valorar las posibilidades de implementación de un proyecto a nivel europeo. Se trataba de un tema complejo, con implicaciones a nivel de seguridad, tecnológicas, linguísticas y relacionales.

Los participantes provenían de diferentes países europeos, con lo que los grupos se han realizado en inglés. Puesto que hacer venir expresamente a los participantes a Barcelona tiene un coste elevado, hemos aprovechado para hacer sesiones largas, de cuatro horas, que nos permitieran discutir sobre diferentes cuetiones en profundidad.

A la hora de diseñar la metodología para los grupos opté por combinar diferentes técnicas, de manera que hubiera la posibilidad de reflexionar sobre el tema desde perspectivas diversas

La primera parte del grupo ha consistido en un focus group clásico. Preguntas, respuestas y discusión a menudo compleja y muy técnica sobre las diversas implicaciones del proyecto. Han salido muchas cuestiones interesantes, y cada uno de los participantes ha tenido la oportunidad de expresar sus ideas y argumentos entorno al proyecto.

Después he realizado una dinámica con post its, para analizar las barreras y los facilitadores para la implementación del proyecto, en la que he pedido a los participantes que identificaran las barreras en post its rojos, y los facilitadores en post its verdes.

2014-04-28 14.38.13

Esta dinámica ha ayudado a que salieran nuevos temas, de forma ágil, y ha servido para identificar los elementos compartidos por varias personas del grupo.

Pero tras de dos horas hablando sobre el proyecto, los participantes empiezan a cansarse – y más aún si la discusión se realiza en un idioma que no es su lengua materna. Por ello, después de un breve descanso, en la tercera parte he utilizado una técnica de gamestorming. Concretamente, he escogido la técnica “Sell the box” (vende la caja) que consiste en que los participantes deben construir una caja para vender el producto del que se está hablando. Puesto que uno de los objetivos era conocer el valor añadido del proyecto, este juego resultaba especialmente útil para lo que buscábamos.

El resultado ha sido muy positivo e interesante.

He formado tres grupos de tres personas, y a cada grupo le he dado una caja de cartón vacía yun “set” de material (papeles de colores, rotuladores, plastidecor, celo, pegamento, tijeras, etc).

2014-04-28 09.34.23

El encargo era crear la caja para vender el proyecto. Para ello, han tenido que resumir los aspectos clave del proyecto y buscar frases que ilustraran sus puntos fuertes.

Los grupos se han puesto a trabajar con muchas ganas. Han reido, se lo han pasado bien, y han dado rienda suelta a su imaginación y a su creatividad. Los lápices de colores y el material de manualidades han ayudado mucho.

2014-04-28 13.38.39

Después cada grupo ha presentado su “caja” al resto. Estas presentaciones han sido muy interesantes para recoger los aspectos clave del proyecto, de manera clara, sencilla y resumida. Además, todo el grupo lo ha pasado bien, y los participantes se han marchado de Barcelona contentos de haber participado y de aportado sus ideas.

2014-04-28 13.45.38

La conclusión es clara. Cuando das la posibilidad de trabajar de manera creativa, la gente se transforma y, además de pasarlo bien, se producen ideas muy interesantes. Ahí está el poder del plastidecor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s